Bienvenidos al blog del tradicional viaje de estudios a Italia del Colegio Cardenal Xavierre - Dominicos Zaragoza.

Este año 2017 el viaje arrancará el día 20, y durante 11 días recorreremos un montón de ciudades interesantes: Milán, Verona, Venecia, Padua, Lucca, Pisa, Florencia, San Gimignano, Siena, Roma, Tívoli y Pompeya.

¡Y lo vamos a contar todo por aquí! ¿Querríais acompañarnos? Podéis hacerlo con vuestros comentarios.

sábado, 1 de marzo de 2014

PASEANDO ( POR ITALIA) BAJO LA LLUVIA

Hola familia!!!! Hoy ha sido un dia duro pero fructífero. La lluvia ha querido acompañarnos en todo el trayecto y no dejarnos ni un respiro tranquilos. Incluso con madrugón y estas magníficas condiciones meteorológicas, hemos podido visitar todo lo previsto para el día de hoy. Padua y Verona, han sido las elegidas para nuestro segundo día de viaje.

Os dejamos, a continuación, un resumen de la jornada de hoy.

Nos llamaron a las seis de la mañana. Teníamos  que estar abajo desayunando, algunas se quedaron dormidas incluyéndome por lo que no hemos podido disfrutar de los manjares del desayuno.

Otro día que llueve. Nos recoge el bus, dirección Padua( a dos horas de Boltiere).
Padua es una ciudad pequeña y acogedora, aunque un poco dejada. Ademas, no ayuda a ver la ciudad bonita si está el día gris, un viento del copón y los pies chipiados.

Bueno a lo que iba, cuando llegamos a nuestro destino nos dirigimos a visitar la capilla Scrovegni, es una capilla decorada por el magnífico artista del trecento: Giotto. Estas pinturas han influido en las obras de otros artistas europeos e italianos como Miguel Ángel (en la capilla Sixtina) o Leonardo. El hijo de la familia Scrovengi contrató a Giotto para pintar la capilla con la intencionalidad de que Dios perdonara a su padre por los pecados que hizo y no fuera al infierno cuando muriera, porque le consideraba un usurero.

Paramos para comer. Vaya agua nos ha caído!!! Para terminar la visita a Padua, hemos visto la Basílica de San Antonio de Padua. Hemos podido ver las reliquias del santo, algunos compañeros han depositado la vela del santo de los imposibles, a ver si les cae algo.... Nos hemos hecho una foto en el claustro y hemos marchado para Verona. Dos horicas majas de viaje, cantando chamacadas.

Cuando hemos llegado a Verona, hemos podido visitar por fuera la arena, un antiguo anfiteatro romano en muy buen estado de conservación.en 10 minutos hemos llegado a la casa de la conocida Julieta, allí los enamorados del viaje han podido compartir un momento de amor y sinceridad entre ellos, firmando en un candado y colocándolo en las verjas de la puerta de la casa. No hemos podido ver en persona la estatua real, en su lugar había una mini mini réplica. Hemos hecho el ritual de tocarle el pecho a la estatua como símbolo de buena suerte en el amor, que nunca  viene mal. Otros también han escrito en la pared alguna firma. Cuando hemos salido de allí, hemos visitado Piazza Bra y la hermosa escalinata de estilo renacentista. Un par de fotos de grupo, un café y compras y al bus.

Desde mi punto de vista, Verona ha sido una de las ciudades que más me han impactado, como digamos en filosofía, he tenido una muy buena experiencia estética. Es una ciudad muy acogedora y muy bonita.

Ahora estoy en el bus dirección Venecia, escribiendoos  lo magnífico que me parece este país, y la historia y cultura que tiene. Ojalá vuelva a este paraíso llamado Italia. Si fuera por mi no me iría nunca!!

Pd: mama, papa mandarme un taper de judías verdes que aquí solo se come pizza, pasta y helado!!

Carmen Perez.

Mañana nos espera la magestuosa Venecia y su carnaval. Esperemos que la lluvia nos de un poco de tregua y podamos disfrutar del encanto y misticismos que hay en ella.

Mandarle un besazo enorme a nuestro Jesús Ángel, mañana nos acordaremos de tu León de Venecia ;) Nos acordamos mucho de tí y los viajes en el bus sin tu guitarra no son lo mismo. 
Un besico a todos y esperamos vuestros comentarios. 






3 comentarios:

Rosa Senra dijo...

Gracias Carmen¡ con vuestras crónicas diarias es casi como estar allí¡ muy buenas las fotos, que envidia estar mañana en Venecia justamente en el Carnaval¡ eso si que debe ser impresionante¡ esperamos vuestros comentarios¡ Un abrazo muy fuerte a todos¡

Jesús Mediavilla dijo...

Son las dos de la mañana... y como todavía no me vence el cansancio despido a los amigos que han cenado en casa esta noche y sentado frente al ordenador sueño con Italia... Me imagino desembarcando mañana (hoy para vosotros) frente al hotel GABRIELI y arrancándole a Venezia sus primeras miradas entre el canto crispado de las gaviotas y la luz tan singular que convierte a esta ciudad en la "perla del Adriático"...
Imagino los PALAZZI surgiendo de la laguna, aferrados a los miles de pilotes que enterrados en el barro sostienen la estructura de la "Serenissima". Mármoles y calizas centenarios sobre el azul del mar marcándome el recorrido hacia San Marco a donde llego tras atisbar entre cientos de turistas el PONTE dei SUSPIRI...
Me imagino recorriendo las salas de su Palacio Ducal, la historia de los DOGOS, los Tinttoretos, Tizianos o Veroneses... que vigilan silenciosos los pasos atrevidos de aquellos que por primera vez resbalan entre sus siglos...
Me imagino en la subida a RIALTO, levantando la vista para no perder el Norte, respirando el tupido sabor a salitre de sus VICOLI, zigzageando entre la FOLLIA que se detiene a cada paso, sorprendida de cada unos de los tesoros que guardan sus rincones. Venezia es para gustos; ciudad inolvidable para algunos, que no la olvidarán mientras respiren; sucia y desolada para otros que sostendrán que sus canales despiden un olor de algas olvidadas por el tiempo... Conocer Venezia es perderse en ella, charlar con alguno de los poco supervivientes que mantienen casa y fortuna entre sus calles, que hablan ese áspero y dulzón dialecto que uno solo aprecia montado en la góndola cuando llega a los cruces silenciosos de sus canales...
Imagino, o sueño despierto, la Accademia, Santa María dei Miracoli, el Fondaco dei Tedeschi, San Giorgio Maiore, San Giovanni e San Paolo, la Scuola de San Rocco...
Imagino a Fernando y Piluca, a Bea, a Gloria o a Carlota poseyendo a Venezia con la fuerza de su mirada hasta lo más profundo de su alma, hasta la luz más bella de su tramonto...
Mañana (hoy para vosotros) yo también estaré en Venezia, al lado de vuestras exclamaciones, porque se que encontraréis (que habéis encontrado) una nueva manera de entender y disfrutar con la mirada... Porque Venezia es, a pesar de los pesares, un deleite para los sentidos.
Yo también os echo de menos, pero me gusta imaginar que hacemos los paseos juntos y que no nos separa la distancia...

Ana Viamonte dijo...

Yo soy de las que me acordaré de Venecia mientras respire, y estoy esperando el resumen de hoy. Como dice Rosa, espero cada día la crónica, y más sabiendo que la escriben ellos. Nos hacen disfrutar, a nosotros también, día a día del viaje.